27 de noviembre de 2008

¿Arquitectura colombiana en crisis?

Reseña / Eventos / Bogotá

¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos? Con ese llamativo subtítulo la Universidad Javeriana convocó al foro “Arquitectura en Colombia”. Como era de esperarse, ninguna de las dos preguntas fue contestada.

Por: Maarten Goossens


¿Hacia dónde vamos? evidentemente es una pregunta muy difícil de contestar, pero ¿Dónde estamos? debería ser un poco más fácil. Se trataría de hacer un balance de fortalezas y debilidades, de oportunidades y amenazas, de educación, práctica, resultados, de obras ejemplares, volumen y calidad de construcción, de publicaciones, etcétera. Infortunadamente es información que no tenemos, y a corto plazo sólo podemos acercarnos a ella mediante foros como éste, donde expertos intercambian sus opiniones. Sabiendo esto, ¿Dónde estamos? suena como un grito de socorro: ¿Qué estamos haciendo? ¿Estamos en crisis?

…Nada fácil, organizar tal foro. Se necesitaría de alguien con criterio para guiar el proceso, para formular los temas y las preguntas. En este caso, si bien había un moderador, lamentablemente éste en ningún momento asumió sus responsabilidades de buscar la controversia, resaltar los temas importantes y –alguién lo tiene que hacer– limitar los tiempos de las ponencias. Así se perdió lo que pudo haber sido un buen debate, ya que el tiempo no alcanzaba más allá de las ponencias programadas.

Sin embargo, esto no quiere decir que el evento no estuvo interesante. La programación agrupaba gran parte de los arquitectos y académicos que participan en el debate nacional que desde mayo de 2008 se está llevando a cabo, principalmente via correo electrónico. Quizás haya un paso grande entre el debate virtual y el debate en vivo, pues los invitados del miércoles se comportaron como una gran familia, con Carlos Niño y Silvia Arango como padres de familia. Niño, en tono conciliador, explicó que lo más importante es ser auténtico, y que esperaba que “algún día todos entendieran que si uno se gana un premio, es bueno para todos”. Tiene toda la razón.

Los hijos de la familia tenían cada uno su enfoque: Konrad Brunner hizo un llamado para resolver la sobreproducción de nuevos arquitectos que tiene resultados poco deseables (por ejemplo, que el trabajo se hace mal y barato, según él); Guillermo Fischer dio un discurso sobre modernidad y vanguardia sin que quedara completamente claro qué relación hubo entre lo que dijo y las imágenes de algunos proyectos contemporáneos en Medellín que mostró; y Philip Weiss –en lo que fue la mejor ponencia del día– demostró con sus apuntes sueltos pero muy acertados, la falsedad de algunos conceptos como la globalización y la desaparición de las disciplinas: “como si fuera algo distinto a lo que los arquitectos siempre han tenido que enfrentar”. Por su parte, Beatriz García se concentró en la formación, señalando ciertos aspectos para mejorar: enseñar la historia de la arquitectura, cultivar la actitud crítica e investigativa, relacionar las escalas entre arquitectura y urbanismo, y dar mayor importancia a la vivienda para la clase media.

En los escasos momentos que un ponente se refería a una inquietud dejada por otro, comenzaron a surgir las preocupaciones comunes y posibles puntos de discusión: la diferencia entre imagen y arquitectura, la importancia de la historia, la definición de “vanguardia” y, por supuesto, “la Bienal” y “la SCA”. Desgraciadamente, las discusiones no despegaron.

El jueves había esperanzas de un mejor debate, ya que el grupo iba a ser más diverso. Sin embargo, dicha esperanza se apaciguó con las ponencias de los arquitectos Felipe Mesa y Alejandro Echeverri, quienes se limitaron a hablar de su obra. Muy interesante, pero para otra ocasión. Inclusive el arquitecto Echeverri advirtió al comenzar su discurso: “Respeto la reflexión, pero en los últimos años no he tenido tiempo para reflexionar”. Cabe aquí preguntarse si la reflexión no se hace a la par de la obra o ¿tal vez mientras uno se lava los dientes o tiende la cama?

Los demás, sin embargo, salvaron el día. María Cecilia O´Byrne, en un discurso optimista, llegó a la conclusión de que, a pesar de todo, lo nuevo no se piensa, sino que se hace pensando: “Se debe construir a partir del habitar, y a partir del amor por la arquitectura”. Un comentario muy sencillo, pero tan genuino que pareciera como si ella fuera la primera persona en hablar de arquitectura en todo el evento. Ricardo Daza leyó apartes de un interesante ensayo de Hejduk sobre las patologías de la arquitectura del final de una época, complementándolo con observaciones como “Quizás no necesitamos genios - basta una ojeada por la ventana para ver lo que está pasando”. Juan Luis Rodríguez, mostrando primero “Ceci n´est pas une pipe” de Magritte, para seguir con “Esto no es un proyecto” y una foto de un edificio, hizo observaciones valiosas sobra la diferencia entre juzgar un proyecto arquitectónico y juzgar un edificio, y la necesidad de que la SCA tenga muy claros los parámetros al abrir los concursos de las bienales. Ya para el final ocurrió lo que ya no se esperaba: un choque fuerte entre dos invitados y un corto, pero verdadero debate. Fue Carlos Hernández quien se declaró de otra generación: “Trabajar con la memoria le quita la espontaneidad a la arquitectura”. Ricardo Daza se opuso, afirmando que no se puede hacer arquitectura sin reconocer el pasado. Y así quedó el debate –en el aire– pero la SCA ha prometido continuarlo el 3 de diciembre. Esperemos lo mejor. Por ahora, ¿Está la arquitectura colombiana en crisis? Todavía no sabemos…

Ficha técnica

Evento: Foro “Arquitectura en Colombia. ¿Dónde estamos? ¿Hacia donde vamos?”
Fecha: 12 y 13 de noviembre de 2008.
Lugar: Universidad Javeriana, Bogotá.
Invitados: 12 de noviembre: Silvia Arango, Benjamín Barney, Konrad Brunner, Guillermo Fischer, Philip Weiss, Carlos Niño, Beatriz García y Mónica Gómez.
13 de noviembre: Pedro Juan Jaramillo, Felipe Mesa, Ricardo Daza, María Cecilia O´Byrne, Juan Luis Rodríguez, Alejandro Echeverri, Carlos Hernández y Sergio Trujillo. Moderador: Jaime Toro.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lastima que estos eventos se hagan mas a punta de nombre que de contenido....Si se supone que el tema a discutir es la arquitectura y no los arquitectos, ¿porqué no se publicaron / hablaron temas pertinentes al foro? Ojalá la próxima vez haya una mejor preparación y una mejor organización para lograr, por lo menos, que se genere algún debate.

LUCHO dijo...

Que la arquitectura colombiana está en crisis?, por supuesto, siempre lo ha estado. Y es fruto de la crisis permanente de los arquitectos que nos enfrascamos en discusiones poco prácticas. Si el título fudera: "Soluciones afrquitectónicas a la movilidad" probablemente la reunión fuera más productiva. Ojalá estos foros giren en torno a soluciones puntuales .
LUCHO SALGAR

Julio-Debate Popular dijo...

Bueno, por lo menos se pudo reunir a la gente que sabe para debatir y lo hicieron con ganas ,faltaría entrenar un poco más al moderador para que resalte lo importante.